Administrador judicial LEC (Ley de Enjuiciamiento Civil)

La responsabilidad de un administrador judicial LEC, contempla ser un profesional imparcial y ejercer funciones como auxiliar de juez. Esta figura jurídica garantiza la protección de los derechos y bienes patrimoniales.

El administrador judicial LEC, es un profesional imparcial

La ley de Enjuiciamiento Civil LEC regula la administración judicial, en tal sentido puede ser adoptada como una medida de aseguramiento del embargo de una empresa o como medida cautelar.

Los profesionales en esta área deben estar sometidos a códigos éticos y de conducta, conociendo los límites de la extensión practica de su carrera. Sus facultades podrán variar de acuerdo al objeto de la administración.

El administrador judicial debe apegarse según sea el caso al real decreto ley (RDL) como norma jurídica, en el cual se establecen medidas y modificaciones sobre los bienes e inmuebles.

Funciones de un administrador judicial LEC

Un administrador judicial en este caso tiene dos funciones fundamentales, clasificadas según la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Estas dos medidas distintas, contemplan una afinidad que puede ser utilizadas como complemento para la aplicación de las diferentes normas reguladoras de los bienes hipotecados.

Arts. 630-633 LEC: Basado en estos artículos, el administrador judicial se encarga de la asistencia, vigilancia y gestión para el mantenimiento de la productividad de los bienes. Esta resolución es la medida judicial de garantía de embargo.

Aquí se establecen acciones para casos de embargo de empresas, su nombramiento, embargo de acciones o participaciones, retribuciones e inscripción en el Registro Mercantil, mantenimiento de la administración preexistente y exigencia de caución.

Arts. 676-680 LEC: Esta función de administración para el pago, tiene la finalidad de ejecutar procedimientos directos para satisfacción del crédito del acreedor. Esta medida judicial se encarga de la entrega al acreedor ejecutante de una parte o de todos los bienes embargados.

Ventajas de la designación de un administrador judicial LEC

Designar a un administrador judicial puede tener muchos beneficios para las partes en litigio, dentro de los cuales están:

  • Representan un apoyo profesional imparcial a las partes en litigio
  • Su función es muy práctica para el juez
  • Mejoran la calidad y eficacia del trabajo
  • Disponen de medios de arbitraje previstos en sus respectivos colegios profesionales
  • Acceso a información que beneficia a los actores sometidos a su control

¿Quién puede ser administrador judicial LEC?

Para llevar a cabo esta gestión, el profesional debe cumplir con ciertos requisitos específicos que lo ayudarán a realizar su función de forma correcta. Una de las más importantes condiciones es no poseer antecedentes que pongan en duda su recta gestión. Además, ser una persona solvente, responsable y que ostente a plenitud de sus derechos civiles.


Quizás te interese...