El administrador judicial

La institución de administración judicial está prevista en nuestro ordenamiento jurídico, para garantizar, controlar y proteger los derechos patrimoniales de las partes involucradas en un procedimiento jurídico.

La administración judicial se puede entender como un acuerdo que ordena la autoridad judicial. Se caracteriza por poseer un contenido específico, temporalidad y particularidad del ejercicio a cargo.

El administrador judicial es una figura profesional

¿Qué es un administrador judicial?

El administrador judicial es una figura profesional designada por el juez, que toma la función de custodia, protección y administración de los bienes de las partes involucradas en un procedimiento. En otras palabras, el administrador judicial puede ser visto como auxiliar de un juez y por tanto colaborador del órgano jurisdiccional.

Sus funciones pueden tener aplicaciones en las vías penales, sociales, civiles y en lo contencioso administrativo.

En las vías penales, la administración judicial se puede acordar como una medida preventiva de la responsabilidad del dinero efectivo (responsabilidades pecuniarias) derivado del delito o para evitar la continuidad delictiva.

En el procedimiento civil, se puede acordar como una medida judicial que garantice el embargo o como administrador de pagos.

En el procedimiento laboral, el administrador judicial laboral vela por la conservación del bien incautado, en función del beneficio del ejecutado y el ejecutante, asegurándose que el bien siga produciendo frutos.

¿Quién es candidato a administrador judicial?

Cualquier persona física puede ser asignada por el órgano jurisdiccional, siempre y cuando cumpla con estos requisitos:

  • No poseer ningún antecedente que sugiera negligencias en su actividad.
  • Demostrar ser de recto proceder
  • Persona solvente y cuyo único responsable de sus acciones sea el órgano judicial
  • Demostrar la plenitud de derechos civiles, que pueda actuar cabalmente en juicio

Sin embargo, dependiendo de los bienes o derechos que serán administrados, se exigirán algunos requisitos específicos. Por ejemplo, si va a actuar como administrador judicial de una empresa, lo más lógico es que ostente un titulo de economista, con experiencia en actividades similares.

Una vez dado el nombramiento de administrador judicial, el profesional acepta el cargo y recibe las credenciales correspondientes (en algunos casos se debe notificar al registro mercantil). Después se procederá a la obtención de los bienes y derechos que serán administrados judicialmente.

¿Cuándo se puede necesitar?

El administrador judicial debe regentar los bienes incautados o decomisados, por ende, se requiere en caso de:

  • Existir un embargo sobre una empresa
  • Incautación de acciones o patrimonio común
  • Decomiso de frutos y rentas
¿Sobre qué bienes actúa una Administración Judicial?

¿Sobre qué bienes actúa una Administración Judicial?

Los bienes objeto que están involucrados en la administración judicial son:

  • Bienes inmuebles
  • Dinero metálico
  • Créditos realizables o no en el acto
  • Sueldos y pensiones, del mismo modo que frutos y rentas de cualquier especie
  • Efectos públicos y valores admitidos en un mercado secundario oficial
  • Bienes muebles, incluyendo alhajas de oro o plata y pedrería
  • Los establecimientos mercantiles o industriales, incluyendo las sociedades

¿Quién paga al administrador judicial?

Por ser un cargo oficial (por decreto judicial), el administrador judicial debe recibir honorarios o retribuciones, que se fijarán al finalizar el encargo, en función de las gestiones realizadas.

Funciones del administrador judicial

El administrador judicial es un profesional que actúa en forma independiente e imparcialmente para ambas partes en conflicto. Ejerce sus deberes con neutralidad. Sus funciones son muy variadas y no pueden delegarse a otra persona, entre ellas encontramos:

  • Garantizar y asegurar los cobros en el proceso administrativo judicial
  • Administrar el patrimonio que le fue asignado y que mantiene a su custodia, vigilando la gestión de los mismos
  • Cumplir como auxiliar administrativo judicial de las labores del juez, desempeñando a cabalidad sus indicaciones
  • Rendir cuenta ante el juez de las acciones efectuadas
  • Custodiar y preservar todo el patrimonio que le fue asignado controlar, con transparencia y de forma pública
  • Informar a cada una de las partes involucradas los detalles de sus actividades y actos desarrollados

En caso de involucrar sociedades, los administradores judiciales deben controlar a los administradores de las sociedades. En la mayoría de los casos desempeñan funciones de gerentes de la empresa.

Cuando el administrador judicial rinda la cuenta final justificada, las partes y los interventores podrán impugnarla en un plazo de 5 días y dependiendo de su complejidad se podrá prorrogar hasta 30 días (artículo 633.3 LEC).

¿Cuál es la ventaja del administrador judicial?

Contar con un administrador judicial puede traer beneficios para las partes involucradas, por ejemplo:

  • Ayudan a confeccionar inventarios de herencias que han entrado en litigio y que se encuentran bajo su administración. Los bienes de la herencia pueden ser manejados por el administrador judicial código civil en los artículos 801 a 805 se lo permiten.
  • Representan al deudor que le han suspendido sus facultades patrimoniales y actúa en su nombre. En otras palabras, lo sustituye formalmente.
  • Realiza y presenta informes al juez a fin de dar cuenta del proceso y estado de recuperación económica de la sociedad bajo su cargo en cumplimiento de la ley de segunda oportunidad.
  • Al estar colegiado, el administrador judicial tiene una formación permanente, mejorando constantemente la calidad y eficacia del trabajo realizado.
  • Tienen acceso a información relevante sobre subvenciones y ayudas, beneficiando a las personas o empresas sometidas a su control.
  • Poseen un seguro de responsabilidad civil que cubre cualquier menoscabo patrimonial bajo su gestión administrativa.
  • Disponen de medios de arbitraje dentro de la organización de los colegios profesionales donde tienen adscripción.
  • Coadyuvan a las partes involucradas para fijar convenios de pago o aplazamientos que se han solicitado.
  • Apoyan profesional e imparcialmente a ambas partes cuando se presentan litigios por causas económicas abiertas sobre derechos y deberes patrimoniales.
Funciones del administrador judicial

Funciones extras que puede desempeñar un administrador judicial

Un buen administrador judicial es un profesional que no solo cuenta con una amplia experiencia en economía, sino que está capacitado para realizar:

Informes periciales económicos

Son documentos requeridos en la mayoría de los litigios de procedimiento administrativo judicial, que dan solidez y fuerza a los argumentos presentados por las partes involucradas. Este puede ser determinante en el resultado final de la querella.

Al presentar el informe pericial económico, el administrador perito judicial debe manifestar bajo juramento que este fue realizado con la mas absoluta objetividad y veracidad. Por ello, debe contener información clara, con bases y fundamentos sólidos sobre el objeto de litigio.

Administraciones concursales

Es aquella que controla y supervisa a la empresa intervenida. Su función será la intervención de las acciones realizadas por el deudor o sustituirlo si ha sido suspendido. El administrador judicial tomará las decisiones que se relacionen con la empresa como su situación jurídica y contable.

Valoraciones de empresas

Para la valoración de una empresa, el profesional se apoyará en un modelo que permita calcular un rango de valores dentro del cual se encuentra el precio de la empresa. También puede ser un instrumento para evaluar los resultados de la misma.

Liquidación de sociedades

El administrador judicial presentará un informe detallado sobre el proceso de liquidación y otorgará una escritura pública que dará a conocer la extinción de la sociedad. Este debe contener el Balance Final de Liquidación.